/widgets.js";var sz=d.getElementsByTagName(s)[0];sz.parentNode.insertBefore(z,sz)}(document,"script","zb-embed-code"));

Qué es la Hiponatremia y cómo prevenirla.

¿Por qué los atletas sufren de calambres?
noviembre 8, 2018
¿Es posible tener una sobredosis de bebida energética?
noviembre 8, 2018

La Hiponatremia vuelve a tener relevancia con la publicación de datos en cuantos de los finalistas del campeonato Ironman terminaron con Hiponatremia. ¡Sorprendentemente cerca del 10% de los atletas estudiados sufrían de hiponatremia!

¿Qué es la hiponatremia?

Hiponatremia es un término médico para hacer referencia a bajo (hypo) nivel de sodio (natremia- Na, el símbolo químico del sodio).

Existen muchas causas que originan esta condición, pero una de interés para los atletas es la dilución del sodio contenido en la sangre por una excesiva ingesta de líquido. Esto puede ser exacerbado por la pérdida de sal en el sudor durante ejercicio prolongando. Dicha variante de la condición hablada es conocida como “Hiponatremia Asociada a Ejercicios” o HAE.

¿Por qué la hiponatremia es mala?

Mantener los niveles de sodio en la sangre en un rango ideal (de 135 a 145mmols por litro) es fundamental para la homeóstasis y óptima función corporal. Cuando dichos niveles de sodio disminuyen a un nivel por debajo del rango idea, se producen síntomas como:

  • Nauseas.
  • Déficit de energía.
  • Calambres musculares.
  • Debilidad/ Fatiga.
  • Dolores de cabeza.
  • Sensación de inquietud.

Debido a que el adecuado balance de sodio en la sangre es vital para nuestra salud, hasta una ligera hiponatremia durante los entrenamientos se puede traducir como malas noticias, debido a que puede minimizar el rendimiento de uno antes de que se presenten otros síntomas asociados a esta condición.

En muchos casos de hiponatremia, los síntomas pueden desencadenar convulsiones y hasta un estado de coma, teniendo en el peor de los casos la muerte si no se trata como se debe. Esto es debido a que el cuerpo en pro de mantener la concentración de sodio en la sangre pasa su exceso de fluido en el plasma hacia las células, haciendo que estas se inflen o inflamen.

Dicha inflamación es devastadora cuando llega a ocurrir en células del cerebro, lo cual puede ser fatal. Alrededor de 14 muertes, incluyendo una en el Ironman de Frankfurt en 2015, son atribuidas directamente a la hiponatremia durante eventos deportivos desde 1981. Sin embargo, según los resultados de un estudio de Ironman, la ocurrencia de casos no fatales de HAE tiende a ser mucho mayor.

¿Qué es lo que origina la hiponatremia?

Como se dijo anteriormente, la primera causa de hiponatremia en atletas es el exceso de consumo de líquido (especialmente bebida bajas en sodio).

Una emergente teoría popular establece que la el exceso de consumo de líquido (lo cual se traduce posteriormente en hiponatremia) se ha visto elevado en las últimas décadas debido que se ha publicitado bien desde los años 1980s el tema de la deshidratación, a tal punto que los atletas creen que necesitan beber agua de más incluso antes de sentir sed, y que el dicho de “más es mejor” se debe aplica a la hora de hidratarse.

En conversaciones que he tenido con atletas, he visto cómo muchos de ellos beben grandes cantidades de líquido en un intento para asegurar que su orina sea “clara” todo el tiempo, debido a que ven esto como un indicador de que “están bien hidratados”

Así que debo decir que muchas personas no están bien informadas sobre el hecho de que beber demasiado líquido puede ser perjudicial para la salud y rendimiento físico, así como beber poco. Esta situación está cambiando poco a poco debido a que en la prensa no científica como en la deportiva, se ha vuelto popular el tema de la hiponatremia.

Muchos expertos creen que elevadas pérdidas de sodio en la sangre producto de la sudoración en algunos individuos –esto como resultado de altas tasas de sudoración en períodos largos de tiempo y/o alta concentración de sodio en la sangre- pueden incrementar su susceptibilidad a padecer de hiponatremia (al decir verdad, estoy de acuerdo con ello).

Existe una gran cantidad de casos de estudio interesantes que sustentan esto último, tanto personas sanas con una elevada tasa de sudoración/pérdidas de sodio como en aquellos que padecen de Fibrosis Quística, lo cual es un desorden genético que conduce a grandes pérdidas de sodio al sudar. Sin embargo, también debe decirse que esta área es un tema de debate actual.

¿Cómo se puede prevenir la hiponatremia?

En teoría, prevenir la hiponatremia es algo simple. Solamente se debe evitar tomar líquido en exceso, más del que usted llegue a sudar u orinar. Si cumple con estas condiciones, entonces su sangre no se diluirá. Por mucho tiempo algunos expertos (en particular el Prof. Tim Noakes, junto con otros colegas siguiéndole) han defendido la inclinación de “beber para tener sed” por esta razón. Cuando la gente sana bebe agua pura cuando tienen sed al hacer ejercicio, se ha demostrado una y otra vez que ellos no absorben más de lo que sudan, haciendo que la aparición de hiponatremia sea imposible.

Esta estrategia es generalmente sustentada con evidencia que apoya el hecho de que una leve deshidratación no necesariamente afecta negativamente el rendimiento corporal de una persona. Esto es cierto hasta cierto punto y, si usted está interesado en indagar más sobre este tópico, puede leer más al respecto haciendo clic aquí.

Este enfoque hace que aquellos atletas que entrenen para cualquier evento, de cualquier duración e intensidad, y también para cualquier tipo de condiciones, tengan e mano una indicaciones vagas para aplicar a su estrategia de hidratación.

También se ignora toda la contribución valiosa en cuanto a la reposición de fluido mediante la ingesta de sodio para ayudar a la retención de estos elementos dentro de nuestro organismo, mantener los niveles de sodio en la sangre y reponer algunas pérdidas por sudoración. En un cierto punto, la usabilidad de las indicaciones de “beber para tener sed” finaliza completamente, sobre todo cuando está entrenando por más de 2 horas, asumiendo que empezó su rutina bien hidratado (si quiere saber más sobre esto último, le recomiendo que lea este blog).

Así que, ¿debo aplicar el “beber para tener sed” sólo para prevenir la hiponatremia?

Si su único objetivo es prevenir la hiponatremia, entonces probablemente este método sea el más adecuado para usted. Desde mi punto de vista, esto se vuelve más complicado al ver atletas que quieren rendir lo mejor posible en una carrera y no sólo “sobrevivir” a ella. 

A lo largo del tiempo se ha sobrestimado la deshidratación, pero aun así después de cierto punto, puede causar importantes problemas de rendimiento debido principalmente a la reducción del volumen de la sangre e incremento de su viscosidad (grosor), en donde ambos factores generar problemas en la función cardiovascular y en la disipación de calor en el cuerpo. ¡Cualquiera que haya intentado hacer ejercicio estando deshidratado conoce esto muy bien!

Los efectos negativos de la deshidratación son de suma en importancia en eventos de larga duración y en climas calurosos (como por ejemplo las carreras de Ironman y los ultra maratones) y para aquellos atletas que tienen entrenamientos de alta intensidad y sudan en exceso. Todo esto es porque, en estos escenarios, las pérdidas por sudoración y las bajas de sodio son elevadas.

Simplemente “beba para tener sed” en aquellos casos en donde no sea necesario mantener un volumen adecuado de plasma en la sangre para conseguir un rendimiento máximo en sus ejercicios. Es mucho más productivo pensar en la deshidratación como un problema general que sólo tomar en cuenta la hiponatremia. Busque un equilibro entre los extremos de estos puntos independientemente de su caso.

El rol de los suplementos de sodio para prevenir la hiponatremia.

Desde hace tiempo se sabe que  ingerir bebidas con sodio incrementa la retención de fluidos en el torrente sanguíneo. También, el sudor posee una gran cantidad (y también variable de persona a persona) de sodio. Cuando existe una sudoración excesiva, las pérdidas de sodio son proporcionalmente altas por igual.

El sodio es un recurso finito dentro de nuestro cuerpo. Los suplementos pueden ayudar mantener estables tanto el volumen de la sangre como los niveles de sodio en la misma de manera más eficiente que tomar agua por sí sola, esto especialmente en momentos en donde las pérdidas por sudoración son altas.

El sodio también ayuda a reducir la tasa de dilución de la sangre, en comparación a tomar solamente agua. Esto se ve detalladamente en un estudio del 2015, en donde a atletas se les dio una dosis extra de sodio o una píldora falsa para placebo. Todos los atletas, independientemente de lo que hayan tomado, hicieron juntos deportes y una carrera de media distancia en un clima caliente.

El grupo que tomó una dosis “extra de sodio” repuso alrededor del 71% de sus pérdidas de sodio durante el evento. El grupo que tomó la “píldora de placebo” sólo consiguió una reposición del 20%. Con esto mencionado, los resultados muestran una mejor estabilidad en el volumen de la sangre, altos niveles de sodio en la misma y mejor tiempos de finalización en la carrera para el grupo que tomó la dosis extra de sodio, en comparación a aquellos que tomaron la píldora de placebo.

Donde yo doy un paso más adelante con este argumento es en la idea de personalizar la estrategia de reposición de sodio con el fin de tener en cuenta las pérdidas personales de sodio y fluidos.

La cantidad de sodio que se pierde al sudar puede variar de forma significativa de atleta en atleta, así como también las tasas de sudoración. Hemos hecho pruebas a atletas que pierden un estimado de 40 gramos de sodio en el curso de un evento Ironman de 10 horas, comparado con otros que sólo llegan a perder 3 gramos durante el mismo periodo de tiempo.

La idea de crear una única estrategia para reposición de sodio y fluidos pueda servir bien para todos atletas, no tiene sentido por ningún lado. Usted puede empezar a aprender sus necesidades individuales en cuanto a electrolitos tomando nuestro Test de Sudoración gratis en línea. También puede descubrir la cantidad de sodio que usted pierde al sudar tomando nuestro Test Avanzado de Sudoración.

Si bien la reposición de sodio no debe verse como una forma para compensar la ingesta excesiva de líquido para prevenir la hiponatremia, puede ser de gran ayuda en ayudar a mantener los adecuados niveles de hidratación cuando sus pérdidas por sudoración son elevadas. Esto ayuda a incrementar la retención de fluido en su torrente sanguíneo y los niveles de sodio adecuados.

Así que personalizar su ingesta de sodio y fluidos no sólo le ayudará a reducir el riesgo de hiponatremia, sino también a maximizar su rendimiento cuando sus pérdidas por sudoración son excesivas. La mejor forma de llevar a cabo esta personalización, es mediante una combinación de recolección de información (mediante un Test de Sudoración) y algunas pruebas de ensayo y error en entrenamientos y eventos.

Edgard Diaz
Edgard Diaz
Head Coach @ Endurance & Power Institute. Level 1 Training Peaks Coach Power Certified Coach Training Peaks Peaks Coaching Group Power Certified Coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *