Correr con watts vs. correr por sensaciones

¿Por qué usar un medidor de potencia para correr?
junio 10, 2018
Revisión de una temporada perfecta
septiembre 10, 2018

Hay un concepto equivocado que se ve entre muchos ciclistas y triatletas (y probablemente en algunos corredores) que usar un medidor de potencia, y analizar la información significa que no pueden entrenar por sensaciones, o que solamente deben de entrenar o correr siguiendo lo que dicen los números en el medidor de potencia; puede surgir de gente que piensa que el medidor de potencia va a pensar por ellos y no permite ninguna desviación. Pero el medidor de potencia no piensa. Al contrario, el medidor de potencia está diseñado para ayudar a estimular la innovación en el entrenamiento.

Los mejores coaches y atletas son lo que innovan, los que diseñan sesiones de entrenamiento y planes de periodización hechos para las necesidades específicas, fortalezas y debilidades de los atletas regularmente.

Algo es seguro, que nada en el mundo es perfecto, y eso incluye los medidores de potencia para correr. Algunos medidores de potencia pueden tomar en cuenta el viento, y otros no. Algunos pueden tomar en cuenta el tipo de zapatos que usas y el terreno y otros no.

Algunas veces los atletas se sienten bien y sienten que pueden apretar el paso, y algunas veces no, aunque estén haciendo lo mismo que hicieron el día anterior.

Un medidor de potencia tampoco te puede decir cómo sientes tus piernas, o si estás concentrado para el entrenamiento o la mente divagando por otro lado. No te puede decir cuándo hacer un ataque en una carrera.

Pero, un medidor de potencia te puede ayudar a entender tus fortalezas y debilidades, y puede ayudarte a tomar decisiones basado en información valiosa y tangible.

Te puede decir cuándo apretar el paso, cuando aguantar, que tan duro entrenar o que tan fuerte correr. El medidor de potencia te puede hacer más rápido y te puede poner en mejor condición más ahora que nunca.

¿Qué es potencia?

En su forma más simple, la potencia es una tasa de trabajo: Es la medida de cuánto trabajo estás haciendo y qué tan rápido lo estás haciendo.

“Cuanta fuerza es aplicada” (el pie sobre el piso) multiplicado por “que tan rápido” es aplicada (cadencia)

Intensidad

Más que cualquier otra variable, la intensidad es clave para subir tu estado físico. El volumen por tradición ha sido lo que te da derecho a presumir a los corredores que siempre dicen cuantos kilómetros han corrido en el mes para mostrar lo duro que han trabajado. Pero entrenar efectivamente y eficientemente no se trata de que tan lejos puedes correr, ni cuánto tiempo ni que tan seguido. Se trata de que tan fuerte puedes correr esos kilómetros, especialmente en la medida que tus metas se ponen más altas. Tienes que saber tu intensidad y tiene que ser relativa a tus metas y necesidades.

Una de las ventajas más grandes de un medidor de potencia es la habilidad para definir intensidad, porque si solo vemos el “pace”, nos da un panorama incompleto.

Entre más altas tus metas, mayor intensidad debes incluir en tus entrenamientos. Esto no significa que el volumen no importa, porque si tiene sus beneficios. Pero para ganar nuevos niveles de rendimiento, los atletas deben de empujar sus límites, y la mejor manera de empujarlos es entrenar con intensidad. Si el volumen fuera la clave para el rendimiento, el que corra la mayor cantidad de kilómetros sería el ganador de todas las carreras. Los ultra-maratonistas serían corredores más rápidos y los mejores en cualquier tipo de carrera, desde 100 metros planos hasta 100 km. Pero sabemos que no es el caso.

Edgard Diaz
Edgard Diaz
Head Coach @ Endurance & Power Institute. Level 1 Training Peaks Coach Power Certified Coach Training Peaks Peaks Coaching Group Power Certified Coach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *